Contacto
Descarga nuestra App
28 de Noviembre de 2021
4:38
Atención al cliente968 187 588
Cerrar
0
0 €
Volver
Historia de la Lotería de El Niño

Historia de la Lotería de El Niño

¿En qué se parecen los baby boomers, un hospicio, las saturnales y la fiesta de los Reyes Magos?

Ha llegado la Lotería del Niño a Loterías Perolo. Pero la historia del sorteo tiene molla, y te la vamos a contar de otra manera. Historia a lo Forrest Gump. Conoce lo que está detrás de este sorteo y lo sucedido en los años en los que ha ido cambiando. Y es que la vida es... como una caja de bombones. Nunca sabes lo que te puede esperar. ¿Jugamos?

Baby Boom en España

Tras la Segunda Guerra Mundial hubo un repunte de nacimientos a partir de 1946. Claro, había finalizado el conflicto bélico. Pero hasta 1963, en pleno ecuador de la nueva generación, no se bautizó al fenómeno. En España la cosa tardó algo más, pero llegó. Desde 1957 los nacimientos fueron a más. Con una media de 650.000 anuales, en dos décadas, de 1957 a 1977, nacieron 14 millones de niños. Son los “baby boomers”.

¿Qué pasó con la Lotería en estos años, durante el Baby Boom en España?

Según Decreto de 23 de marzo de 1956, se aprueba la Instrucción General de Loterías. Y recordemos que, la Instrucción de Loterías existente hasta la fecha fue aprobada por Real Orden de 25 de febrero de 1.893. Casi nada.

El Decreto de marras rezaba así:

“Según el sistema tradicional, los sorteos se ejecutarán por medio de bolas numeradas, que representarán un billete cada una, y se introducirán en un globo, de donde se extraerán las necesarias para la adjudicación de los premios ofrecidos.

Estos serán también representados por bolas que tendrán marcada la cantidad o importe de cada uno, y se colocarán en otro globo (...) En el sistema tradicional de sorteo, las bolas que representen los billetes y premios no se quitarán de la vista del público desde el momento en que se introducen en los globos hasta la terminación del sorteo.

Las comprobaciones y los demás actos que sea necesario ejecutar se harán de modo que los concurrentes puedan ver constantemente las bolas premiadas y, concluido el sorteo, se expondrán éstas al público por tres días en el sitio que el Director señale, a fin de que puedan ser examinadas por los interesados con cuanta detención gusten.”

Los sorteos de lotería del niño se llevaban celebrando ininterrumpidamente por el sistema antiguo o tradicional hasta 1965 y por el sistema moderno o de bombos múltiples -cinco bombos automáticos y cinco depósitos en los que se almacenan una serie de tablas con los diez números del 0 al 9- desde 1966. Precisamente, a partir de ese año, 1966, queda instaurada la denominación de "El Niño". Muchos niños y un sorteo. La suerte estaba ya en el portal.

El origen de la Lotería de El Niño

Existe la teoría de que la Duquesa de Santoña, María del Carmen Josefa Victoriana Hernández y Espinosa de los Monteros, a base de bondad y altruismo, inició lo que hoy es la Lotería del Niño. Todo empezó con una rifa.

Al parecer, María del Carmen, tenía especial interés por la situación de los niños desfavorecidos y por la asistencia que se les debía darles. Así, la Duquesa llegó a presidir la «Asociación Nacional para el cuidado y sostenimiento de niños» Esta señora propuso en 1879 construir el «Asilo y Hospital Niño Jesús». Pero el problema era la falta de liquidez para el proyecto. Así que la solución llegó en forma de rifa, que fue bautizada como «Rifa Nacional del Niño», y se le otorgó carácter anual. Un boleto, décimo hoy, está revestido de mil sucesos, tantos como la propia Historia.

Fechas loteras con Historia

Hasta 1999, el sorteo de El Niño se celebraba el día 5 de enero. Desde 2000 pasó a realizarse el día 6 de enero. ¿Qué hay detrás de estas fechas?

La saturnales y otros cultos al sol

Son muchas las divinidades precristianas que realizaban cultos alrededor del Solsticio de Invierno, la victoria frente al invierno y la promesa de rendimiento de las cosechas y, en consecuencia, del sustento de la población. En la misma fecha en que nosotros festejamos la Navidad -el 25 de diciembre- los romanos celebraban la fiesta del “natalis Solis invicti” o nacimiento del Sol invicto. Pero no eran los únicos. Otras culturas, como germanos y escandinavos, por ejemplo, celebraban el 26 de diciembre el nacimiento de Frey, dios nórdico del Sol naciente, la lluvia y la fertilidad.

La cristianización de estas festividades supuso el cambio del objeto a celebrar, pasando a ser Jesús, pero manteniendo las formas: comidas, bailes, regalos, luces, adornos, etc… Cristianos alejados del papado de Roma mantuvieron fechas que nos llevan a la actual celebración de Reyes Magos, porque el 25 de diciembre del calendario juliano es el 7 de enero del calendario gregoriano, con lo que la Navidad era celebrada junto con la fiesta de la Epifanía entorno a esa fecha.

Ya vienen los Reyes Magos

Ciertos estudios mantienen que esta Epifanía se fijó para el 6 de enero debido a que en ese día se celebraba el nacimiento de Aión, dios de Alejandría relacionado con el sol. Entre el siglo IV y V, fueron los sermones de San Agustín los que fijaron la fecha de la adoración de los Reyes Magos: el día decimotercero tras el nacimiento de Jesús. O, lo que es lo mismo, el 6 de enero del calendario actual.

El único apóstol que habla de los magos en la Biblia fue San Mateo. El santo explica que fueron de “oriente”. Y “mago” en lengua persa significaba “sacerdote”. Luego, la tradición les llamó “reyes” en referencia al Salmo 72 (10 -11) de la Biblia que dice: “Los reyes de occidente y de las islas le pagarán tributo. Los reyes de Arabia y de Etiopía le ofrecerán regalos. Ante él se postrarán todos los reyes y le servirán todas las naciones”.

¿Fueron tres los Reyes Magos? Según los escritos y representaciones, pudieron ser más. O menos.

Sus nombres no aparecen en las Sagradas Escrituras, pero la tradición se los dio: en el siglo VII, en un manuscrito de París, se los nombra como Bitisarea, Melchor y Gataspa. Luego, en el siglo nueve se empezó a difundir los nombres de Gaspar, Melchor y Baltazar.

El 6 de enero. Un día para recibir preciados regalos

“Al entrar en la casa, encontraron al niño con María, su madre, y postrándose, le rindieron homenaje. Luego, abriendo sus cofres, le ofrecieron dones, oro, incienso y mirra” (San Mateo (2,1-18). El Día de Reyes se transforma en una fiesta de obsequios con los que hacer partícipes a las personas que amamos de las posibilidades de una nueva etapa en nuestra vida. La Lotería del Niño forma parte de ese momento y en Loterías Perolo queríamos hacer un homenaje al camino que nos ha llevado hasta aquí.

Que la fuerza, el amor, el sol y la suerte os acompañen.

Loteriasperolo.com
Juegos y Apuestas
Medios de pago
Web 100% segura
Juego responsable
+18
Admón de Loterías nº 2
Samafe Gestión S.L.
C/ Gabriel Cañadas, 15
30740 San Pedro del Pinatar Murcia
B73441420
Atención al Cliente968 187 588
©2020 LOTERÍAS PEROLO . TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Los logotipos de juegos y lotería utilizados en dominio, son propiedad del Organismo de Loterías y Apuestas del Estado (LAE).

Este portal sólo hace uso de ellos a modo meramente identificativo que facilte la elección y selección del apostante.

Cerrar

Inicia sesión con tu cuenta de Facebook

O bien con tu cuenta de usuario